jueves, septiembre 04, 2008

Soledad, divino tesoro...


Esta es una verdad que nos cuesta trabajo aceptar. Es motivo de temor para muchos y origen de la angustia para todos (según el buen amigo Heidegger). La soledad es la conciencia de que más allá de mi mismo no tengo mayor comunicación con el mundo. De que por más que lo intente, la vida se lleva a rastras sobre uno mismo. La muerte se enfrenta siempre desde el interior y se sufre desde el yo. No hay empatía, no hay cercanía que cruce el abismo por el que estamos rodeados. Desde que se nace se está solo. Claro que siempre puedes estar en compañía de otros, pero toma en cuenta que los otros también están solos. Que la familia, los amigos, los anónimos nos ayudan a ocultarnos esa marca ontológica que tenemos. Supongo que, si Dios existiera, seguro que se sentiría profundamente solo; tanto como para crearse un monton de criaturas para que lo acompañasen en su eterno martirio, pero sin resultado alguno. Al final, Dios también tendría que morir solo.


__


"Nada es trivial"

Eras.

2 Comments:

Anonymous locomorales said...

welcome to grey september

11:39 a.m.  
Blogger Marolyn Regueiro said...

Y es inevitable para algunos escapar de la soledad, ese gran tesoro, que se ofrece para el disfrute de unos pocos privilegiados

8:49 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

thalasso
thalasso Counter gold coast office lease
gold coast office lease Counter