miércoles, diciembre 19, 2007

El derecho de morir a voluntad


Entre los filósofos ha existido una discusión milenaria sobre la vida y la muerte. Están aquellos que dicen que uno no es dueño ni de sí mismo ni de su cuerpo (Platón, San Agustín). Dejemosles en paz y vayamos al otro lado: Aquellos que afirman que los seres humanos no tenemos dueño ni creador ni nada por el estilo; nuestro destino radica exclusivamente en nosotros, en nuestra voluntad. Albert Camus es el que más me ha llamado la atención (Léase "El mito de Sísifo" para más argumentos) en cuanto a su postura sobre el suicidio. Cada quién es dueño de sí, de su cuerpo, de su vida. Cada quien, para ejercer su verdadera dignidad, debe ser capaz de determinar hasta su último momento; en efecto, uno también puede decidir sobre el momento en que quiere terminar con su existencia. Cuando la vida ya no ofrece más, cuando el sentido se ha perdido o cuando se ha logrado lo más grandioso posible, cualquier momento es bueno para morir si se decide abandonar este mundo.

Las teorías de los filósofos sobre lo que sucede al ser humano después de fallecer también es un tema que se divide de forma polémica. Sin embargo, soy de la idea de que cuando llega la muerte del cuerpo no hay nada más allá. La materia se destruye y con ella todo aquello que es la persona, su alma, como le han llamado esos filósofos ingenuos que temen tanto su desaparición absoluta.

El mito sobre el otro mundo, infiernos, paraísos y salvadores de ultratumba no me gusta nada. Me parece un timo universal que no ha hecho sino enajenar a la humanidad. Pero cada quien su muerte.

Un Saludo antinavideño.

2 Comments:

Blogger Jussef said...

este es el que mas me a gustado, sigue haciendo cosas chidas att Jussef

11:58 a.m.  
Blogger Jussef said...

este es el que me gusto un chingo, esta bien loco saludos

jussef

11:59 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home

thalasso
thalasso Counter gold coast office lease
gold coast office lease Counter